Manual de Magia Práctica Aun Weor
17 - La Esperanza
(Phe)
  1 El Arte de Hablar con los Dioses Siderales

  2 1. El Mago puede hablar con los dioses cada vez que quiera.

  3 2. Nosotros podemos ver a los dioses cara a cara, sin morir.

  4 3. El que puede hablar con los dioses siderales, no necesita de Horóscopos de feria.

  5 4. Nosotros debemos convertirnos en seres terriblemente divinos.

  6 5. Para conversar con los dioses siderales hay que aprender a salir en Cuerpo Astral.

  7 6. En Cuerpo Astral hay que aprender a transportarnos al Templo de los dioses planetarios.

  8 7. Estando fuera del cuerpo, el Mago camina en círculos de derecha a izquierda, puesta la imaginación y la voluntad en el Templo Planetario que desea visitar.

  9 8. Luego el Mago coge línea recta, caminando en dirección al Templo.

  10 9. A la derecha de todo Templo Cósmico, hay una columna blanca.

  11 10. A la izquierda de todo Templo Cósmico, hay una columna negra.

  12 11. El Mago saludará al Guardián de la derecha, diciendo: JACHÍN.

  13 12. El Mago saludará al Guardián de la izquierda, diciendo: BOAZ.

  14 13. En el interior del Templo podemos hablar con los dioses planetarios, para conocer nuestro Horóscopo auténtico y legítimo.

  15 14. Las personas que tengan una línea transversal en la frente, son hijas de GABRIEL; las que tengan dos líneas son hijas de RAPHAEL; las que tengan tres, son hijas de URIEL; las que tengan cuatro, son hijas de MICHAEL; las que tengan cinco, son hijas de SAMAEL; las que tengan seis, son de ZACHARIEL; y las que tengan siete son de ORIFIEL.

Anterior Próximo
Capítulos
1
Prefacio
1 - El Mago
2 - La Sacerdotisa
3 - La Emperatriz
Clarividencia
Intuición
4 - El Emperador
5 - El Jerarca
6 - El Enamorado
7 - El Carro de Guerra
8 - La Justicia
9 - El Ermitaño
10 - La Rueda de la Fortuna
11 - La Fuerza de la Persuasión
12 - El Apostolado
13 - La Muerte
14 - La Temperancia
15 - El Bafometo
16 - La Torre Fulminada
17 - La Esperanza
18 - El Crepúsculo
19 - El Sol Radiante
20 - La Resurrección
21 - El Regreso
22 - La Transmutación